Redacción El Madrazo

Cada noche del 15 de septiembre el protocolo se repite con religiosidad: El presidente de la República en turno, desde el balcón del Palacio Nacional, en el zócalo de la Ciudad de México, se desgañita por el ¡Viva México (cabrones)!

Para no quedarse atrás, y dejar huella, cada uno, a su estilo, arenga a los mexicanos a recordar la gesta con la que inició la Independencia el cura Hidalgo.

Aquí, la garganta profunda versión presidencial, de los presidentes de México, sin censura.

Anuncios